UN SALTO EN EL TIEMPO

¿Y CÓMO ERA ANTES?

 

¡ Haz clic sobre la imagen pequeña para verla ampliada¡ Para volver haz clic en el botón <ATRÁS> de tu navegador. !

cereales.gif (45487 bytes)

cereales

 

canamo.gif (14659 bytes)

cáñamo

 

azafran.gif (8242 bytes)

azafrán

CULTIVO SECANO

Los cereales como trigo (para molerlo y de su harina hacer pan), avena (su paja es más nutritiva que la de la cebada, utilizando el grano para ovejas y mulos) y cebada (para alimento de animales de trabajo como los mulos, también para ganado de cerda y aves de corral). De la caña del trigo, paja para los animales bien como alimento o como cama en la cuadra. Después junto con todos los residuos de los animales formaba el estiércol que constituía un buen abono natural. El centeno sobre todo el grano que molido era un buen alimento para los cerdos, pues era muy basto, mezclado con algunas leguminosas. En los malos tiempos se  mezclaba con harina de trigo para hacer pan. Tenía de bueno que soportaba más los fríos. Se utilizaba su caña o paja para confeccionar el "escriño" una especie de cesta para llevar la masa al horno y hacer pan o bien para el relleno de la albarda. 

El cáñamo (planta textil) del que se utilizaba: el cañamón para hacer tortas una vez tostado, para algunas aves y sobre todo era de utilidad el tallo o caña para hacer, por ejemplo, una "albarda" para las caballerías (junto con dos maderas en forma de U invertida, rellenada de paja de centeno) o una talega. Se plantaba espeso y se hacía alto de 2 ó 3 metros. La obtención de las fibras para tejer era costosa: primero se cortaba, luego se ponía a remojo durante 21 días, luego se secaba, después había que separar la hilaza de la madera para ello se rompía la caña en una agramadera (una especie de peine de madera que al cerrarse partía la caña) y luego con la espadañara que a base de golpes quitaba los últimos trozos de caña. Mas tarde se peinaban las madejas y por último se hacían los hilos para tejer a base de chupar o dar saliva y con los dedos darle forma de un cordel muy fino. Entonces ya se podía utilizar como un hilo cualquiera y  se confeccionaba talegas que son sacos para contener trigo y que contenía 3 almudes o fanega y media es decir 66 kilos (fanega:12 celemines, unos 44 kilos), y mantas bastas para las caballerías. 

Un tubérculo como la pataca (hoy se puede decir que ya nadie la cultiva, era para los animales), y también pipirigallo, girasol.

Maíz (otro cereal muy querido para alimento tanto para el hombre como para animales aprovechándose el grano y las espatas que envuelven a las espigas, el problema  era que es exigente con el grado de humedad y muy esquilmante (que exprime el alimento de la tierra)), nabos, remolacha (se cultivaba en secano en aquellas zonas más húmedas que las había). La rambla de la vega casi siempre llevaba agua y se podía recoger té y poleo en sus bordes. El nabo se sembraba apenas caían cuatro gotas nada más terminar la trilla.

Legumbres como el garbanzo y la guija. La harina de guijas para hacer las típicas "almortas".

Plantas tintóreas como el azafrán. Se debía coger antes de salir el sol cortándose por el tallo cogiendo la flor. Después venía la faena en casa de separa los tres hilos de azafrán. Para obtener un plato de azafrán había que tener un buen montón de flor. Se dejaba secar y más tarde se tostaba utilizando un harnero colocado a un palmo sobre las ascuas del fuego. Se cultivaba para vender posteriormente y utilizarlo como colorante alimentario totalmente natural. Se pagaba 1300 ptas. la libra (1 kilo son 2 libras y 2 onzas)

Árboles como el almendro y el nogal (en menor importancia) no se puede asegurar nunca la cosecha, ya se sabe las heladas.

El espliego se recogía apenas terminada la trilla y venían a comprarlo. Se subastaba la cosecha para hacer esencia. En esas fechas se disponían de varias calderas en el pueblo para obtener la esencia.

huerta

alfalfa.gif (13384 bytes)

alfalfa

CULTIVO REGADÍO

Fundamentalmente la huerta estaba cultivada de un árbol frutal : el manzano. Este es de floración más tardía y aguanta las frías primaveras Las manzanas eran de las siguientes variedades: esperiega, reineta en sus tipos rueda de carro y la encarnada (que maduraba antes), la francesa (poco dulce, arenosa pero muy grande) y la normanda. También había ciruelos, cerezos, membrilleras, pero no eran la base de la economía.

Entre los manzanos también se sembraban otras producto de la huerta como: cebollas, ajos, pepinos, lechugas, tomates, pimientos, judías  o como le llamamos aquí "bajocas", patatas (importante tubérculo), plantas forrajeras como la alfalfa (se cultivaba mucho para conejos, ovejas o machos al invierno consumiéndose tanto en verde como desecada en forma de heno, era muy poco esquilmante y de raíces profundas, admitiendo varias siegas en cada cosecha) y el trébol (poco, alguna era y se consumía en verde ya que desecado perdía las hojas y, por ello, las propiedades nutritivas), remolacha, maíz, calabaza de asar y calabaza forrajera (el calabacín no se conocía), coliflor para consumo propio, col caballar para los animales (se ataba de la raíz de una cuerda y los corderos iban comiendo lo más tierno, cuando quedaba la penca se trituraba y se les daba a las ovejas).

tinada.jpg (53813 bytes)

la teña

 

ovejas.jpg (24526 bytes)

pastando

GANADERÍA Y TRASHUMANCIA

Era fundamental el ganado lanar: ovejas. Había también cabras pero menos aunque se mantenían pues daban 2 cabritos en lugar de una sola cría que daba la oveja. Después de la guerra se llego a prohibir por lo esquilmado que dejaba el monte dejándose solamente un 2% del ganado lanar. Se aprovechaba la carne y la lana (muy importante en la industria textil). Se guardaban para pasar la noche en la teña (también conocida como tinada o aprisco) que es un cobertizo para guardar el ganado menor. Se hacía de piedras y una puerta confeccionada con cuatro tablas de madera. Tenía una techumbre generalmente de poca altura.

Con la llegada del invierno se hacía necesario buscar pastos para el ganado. Aquellos que tenían más de 25 cabezas debían pensar en buscar lugares donde poder mantener las ovejas. Para ello se realizaba un viaje que duraba varios meses desde Campillos hasta la zona elegida. Normalmente se "bajaba al REINO" es decir se iba a las tierras de la provincia de Valencia. El lugar concreto dependía de si tenía pagados los pastos o bien ya te los habían quitado otros. Eran lugares comunes las zonas de Yatova, Catadau o bien Casino y la zona de Lliria. Normalmente se unían varios ganaderos del pueblo y se contrataba gente según necesidades. Se utilizaba las veredas o cañadas.

Un recorrido de ida podría ser este: Campillos, Fuentelespino (por lo alto de las lomas), Garaballa (discurriendo al lado de la carretera), empalme de Henarejos con Garaballa, Aliaguilla (en donde no había vereda fija y se guardaba "año y vez" es decir que se utilizaba la parte que ese año no se había cultivado), La Torre de Utiel (por lo lato de la sierra), Casa de Medina de Utiel, el molino del Requejo y para ahorrar tiempo se iba bordeando por la falda de la sierra del Negrete por detrás de las zonas cultivables de Utiel y Requena hasta el Rebollar (justo dende hoy está el Bar y la zona de estacionamiento, se dice que si va un ganadero con sus ovejas tendría libre y gratuito el pasar la noche en el hostal, ya que este ha ocupado parte de la vereda), Yatova, Dos aguas o Catadau. Si la zona elegida fuera la de Casino se habría ido a través de Aras de Alpuente.

pino.jpg (40336 bytes)

el pino

quejigos.jpg (70001 bytes)

los "cajigos" de Tornajillos

 

sabina.jpg (63413 bytes)

la sabina

RIQUEZA FORESTAL

Hasta los años 60 no conocíamos el gas ni gasoil por tanto todo se hacía con leña. Para hacer una carga de leña se cortaban las ramas de los pinos y se cargaba en el carro llevándolo después al corral donde se apilaba y se empleaba cuando estaba seca. Esto suponía subirse a una media de 10 o 12 pinos y se empleaba medio día.

En tiempos hubo una tala desordenada y quedó sin pinos el término, fue por 1920 cuando se creó la zona Torca Barranco y el Distrito Forestal se encargó de la guardería. Después de los años cuarenta por orden gubernativa se quitaron todas las cabras que había muchas, sólo dejaron tener 2 cabras por cada 100 ovejas. Con estas medidas se pobló el término de Campillos y con el resultado de la tala de pinos mucho más tarde, en la década de los 60, se pudo traer el agua potable y alcantarillado al pueblo así como pavimentar las calles sin costarles nada a los vecinos.

El ayuntamiento no tenía más ingresos que la subasta del espliego, los pastos y la cédula personal, lo que hoy es el carné de identidad que pagaba cada padre de familia y los mayores de 23 años una cantidad de 5 ptas anuales. Con esto se pagaba al secretario y al alguacil. Contaba mi padre que mi abuelo Julián alcalde de campillos más de una vez tubo que pagar al secretario de su bolsillo por no haber fondos y esperar a que se realizará la subasta.

En el año 44 se concedió una pequeña corta para que el ayuntamiento pudiese pagar a sus empleados. Después cada año se ha dio a más y hoy el ayuntamiento no tiene problemas para atender sus gastos ordinarios e ir haciendo alguna mejora. ICONA hizo un estudio y autoriza a cortar cierta cantidad para no agotar el monte , siguiendo esta pauta tiene asegurados esos ingresos para muchos años.

Pinos sobre todo del tipo negral, pues rodeno sólo hay en las zonas con tierras arenosas. Aquí tenemos rodeno en el paraje de la Isilla. Se utilizaba para madera: en la construcción de las casas como revoltones y vigas. Para la estufa en invierno y para venderlos como madera llevándose en carro hasta Utiel. La resina no tenía en esta zona importancia ya que es mejor en los pinos de rodeno.

La sabina apenas tenía importancia pues muchas veces los ganaderos despuntaban las guías o cogollas para dárselas de comer a las ovejas. Para encontrar una buena sabina había que recorrerse todo el término. Se podía aprovechar para madera ya sea en construcción o para hacer muebles dada sus características de soportar el paso del tiempo y el agradable aroma que despide a pesar del paso del tiempo (una buena artesa de sabina para guardar el pan o la ropa era muy apreciada). Hoya la sabina se ha protegido y está prohibido cortarlas.

El quejigo (de la familia del roble) o cajigos como lo conocemos nosotros tiene la madera muy dura. Se vendía la madera y posteriormente se utilizaba sobre todo para hace las cajas de los camiones (que hoy son metálicas).

El chopo crecía junto al río y en las vegas húmedas. No se plantaba como en la actualidad con base económica para posteriormente vender la madera. Su relevancia es de hoy que al no poder cultivar la huerta se han plantado choperas más fácilmente llevaderas  pues muchos ya no viven en el pueblo o simplemente no es rentable. Hay que tener en cuenta que la huerta está lejos, necesita agua, y las propiedades, que se han ido partiendo en cada herencia, son de extensión muy reducida.

mulo.jpg (40547 bytes)

mulo

asno.jpg (31014 bytes)

asno

gallinas.jpg (76363 bytes)

gallinas

conejos.jpg (43695 bytes)

conejos

GANADERÍA DOMÉSTICA

Caballerías: Mulos y asnos. Había dos tipos de mulos los yeguatos (hijo de yegua y burro) y los romos (hijo de caballo y burra) la manera de distinguirlos era mirarles el ano. Cada familia tenía al menos un mulo y las más pudientes y tenían dos mulos y un asno. Los que tenían un sólo mulo o macho que se les llamaba aquí se "aparceaba" con otro que tuviera también un único animal. La cuadra era el lugar de la casa donde descansaban y alimentaban las caballería y también el lugar más vigilado de la casa (pues contenía animales algo de mucho valor en aquélla época). Los mulos se utilizaba como animales de trabajo y el asno para faenas mas domésticas como ir a la huerta o coger agua de la fuente con sus cántaros.

Las ovejas y las cabras era el más importante en cuanto a la riqueza que podían proporcionar.

 Luego estaban los animales para consumo propio: Cerdo (que se criaba en la "gorrinera" o pocilga, las gallinas y el correspondiente gallo así como los pollos (que a menudo iban sueltos por la calle o en el corral, se aprovechaba huevos, carne, plumas e incluso sus excrementos o gallinácea) y los conejos que se criaban sueltos por el corral o, a lo sumo cuando paría una coneja, se les hacía una conejera con cuatro tablas y una tela metálica (de  ellos también se aprovechaba la piel).

colmena.jpg (10335 bytes)

una colmena

esparto.jpg (50409 bytes)

OTROS RECURSOS

Otros cultivos como el esparto, la pita y el mimbre se trabajaban para hacer distintos aperos pero se compraban o se cambiaban pues aquí no se cultivaban.

La apicultura no tenía mucha importancia. No obstante había alguna familia que mantenía un número de colmenas que debía ir trasladando a terrenos más cálidos en invierno. Se hacían las colmenas de corcho en forma de cilindro o de alzas que eran cajones de madera. Ambas tenían una puerta exterior o piquera en la parte inferior para entrada de las abejas y en el interior unas trencas o travesaños. 

pta_civeles1934_2.jpg (25879 bytes)

Conoce los billetes de peseta de la época

EL DINERO

No sólo se pagaba el cocer el pan con genero si no que no había dinero y las compras se hacían intercambiando el género. Venían vendedores ambulantes con arroz, naranjas, calzado, géneros de punto, ropa en general. Sólo se pagaba en dinero las ventas o compras de ganado lanar, cabrío o mular. Los bancos “no existían” para nosotros.

Para que los jóvenes se den cuenta de la escasez del dinero conviene decir que tanto para el barbero como para los dos herreros que había en el pueblo existía la “iguala” con ella podía ir al barbero todo el año, igual que el herrero podía herrar tus bestias o “abuzar” la reja del arado todo el año. Cobraban en trigo, para ello iban a la era por la tarde cuando el trigo estaba limpio y cobraban todo el año. No todos los vecinos usaban este método. El médico y el veterinario fijaban una cantidad anual conocida como “igualá” o seguro, los más pudientes pagaban con dinero y los demás con trigo, patatas, bajocas, ... existiendo la figura del cobrador es decir no era el médico en persona quien se encargaba de recogerlo. No existía la seguridad social como ahora, por tanto era necesaria estar acogido a esa “igualá”. Se dio el caso de caer enfermo algún vecino que no tenía igualá, como era natural, se llamaba al médico y al preguntarle cuanto valía la visita, el médico sacaba la cuenta del tiempo que estaba sin seguro y pedía esa cantidad. Por todo ello cabe deducir que esta igualá era obligatoria.

 

   

Siguiente