1.-Fabricación de jabón.

2.-El mata-gorrinos.

Fabricación de jabón

Me referiré a una de las tareas que era habitual en todas las casas del medio rural en aquellos tiempos. Las razones eran: en primer lugar porque no se comercializaba el jabón de manera accesible, en segundo porque no se podía guardar todo el aceite sobrante de la cocina y por último, tampoco se podía tirar en cualquier parte dado su alto grado de contaminación. Por lo general, no había fregaderos ni desagües por donde arrojarlos poco a poco, según dejaban de ser útiles para las frituras, práctica que por otra parte supone una fuerte contaminación de nuestros ríos al crear una película que no deja oxigenarse al agua. Hoy en día en muchas localidades ya están instalados contenedores que recogen el aceite usado aunque todavía no está generalizado.

Procedimiento: Detallo la fórmula casera de entones. Se podría hoy en día utilizar aceite natural, aromas, esencias o colorantes naturales, lavavajillas, alcohol para darle tono incoloro,…

1º.-¿Qué hace falta?

-Aceite usado de freír.

-Agua.

-Sosa cáustica ( Hidróxido Sódico)

-Palo de madera (palo de escoba)

-2 recipientes (plástico, goma, vidrío, barro): uno más pequeño resistente y otro más grande (según cantidades)

-Una caja (madera o cartón) forrada interiormente con papel de periódico o plástico y un alambre (cuchillo) para cortar.

2º.-Cantidades orientativas: 3 litros de aceite, 3 litros de agua ½ kg. sosa cáustica. Si sólo se quiere probar con unas cantidades más pequeñas: ½ l. aceite, ½ l. agua y 85 gr de sosa o bien . 250 mL de aceite, 250 ml. de agua y 42 gr. de sosa.

3º.- Pasos:

 

En un recipiente resistente (metal, cristal, espuerta de goma o plástico duro) echar la sosa cáustica junto con el agua y remover con un palo de madera. NOTA: téngase cuidado con la sosa, es un producto muy corrosivo, la mezcla produce calor (reacción exotérmica) y debe evitar el contacto con la piel y salpicaduras (mejor usar guantes).

Verter lentamente la mezcla anterior (también llamada lejía cáustica) en el recipiente más grande de plástico que contiene el aceite usado.

NOTA: el aceite debe haber sido colado previamente para quitar impurezas restos de frituras…

Remover permanentemente durante aproximadamente una hora o más hasta que la mezcla sea homogénea y se espese. Debe girarse el palo siempre en el mismo sentido para evita que el jabón se corte. La mezcla debe tener un aspecto blanquecino y denso.

Si la mezcla permanece líquida es que se ha cortado (para recuperarlo se puede calentar y remover).

 

Cuando esté espesa la mezcla se vacía en una caja de cartón o madera que previamente se habrá forrado su interior con papel de periódico. (hoy se podría utilizar plástico pues es más fácil de despegar posteriormente, pero debe dejar salir el líquido sobrante).

 Se deja reposar en la caja un par de días dejando salir los líquidos sobrante……Esto depende de la temperatura ambiente. En cualquier caso no debe dejarse endurecer del todo.
Se vuelca la mezcla ya reposada en una mesa. Con la ayuda de un alambre, en cuyos extremos se une a un trozo de madera para no hacerse daño al tirar, se separa en sucesivos cortes de modo que al final queden los tacos del tamaño apropiado al uso (también se puede utilizar una cuchillo depende del tamaño). Las pastillas resultantes solían ser grandes de modo que fuese fácil agarrar con una mano mientras se frotaba y lavaba la ropa en el lavadero municipal.

 

El Mata-gorrinos

 
   

 

 
Anterior Primero